sábado, 6 de septiembre de 2008

Jueces estrella, memoria histórica y papel quemado.

En España tenemos una amplia colección de "trabajadores" a los que les gusta ser portada de los medios de comunicación y que la gente hable de ellos.

La justicia no carece de ellos, y esta semana hemos tenido hasta en la sopa la última iniciativa de nuestro más conocido juez estrella, Baltasar Garzón, que ha decidido unirse a la campaña por la memoria histórica de la progresía española y aportar su granito de arena para remover heridas y reescribir la historia de España.

Pero tranquilos, Garzón no va a procesar al camarada Carrillo por las matanzas en Paracuellos, sino que quiere censar a los enterrados en fosas comunes "como consecuencia directa del denominado alzamiento nacional y la situación de Guerra Civil que provocó y la posguerra bajo el mandato del nuevo régimen en España".

Para ello, ha comunicado a la Conferencia Episcopal (ya que está, vamos a pringar a la Iglesia, que eso siempre queda muy progre) que debe dejar acceder a la Policia Judicial a los libros de defunciones de las parroquias españolas. ¡Toma ya! Pero como todos los españoles no somos tontos, el Centro Jurídico Tomás Moro ha estudiado la decisión y ha comprobado que nuestro juez estrella se ha saltado unas cuantas leyes. Y encima viola los Acuerdos Iglesia-Estado. Ahora es posible que el que se gane un juicio sea Garzón, ya que quieren iniciar acciones contra él.

Otros también se han encargado de recordarle a Garzón diversos hechos, como la Ley de Amnistía de 1977, que acababa con los delitos políticos cometidos hasta esa fecha, o que incluso el Delito de Genocidio, que es el que suele utilizar en sus procesos contra dirigentes latinoamericanos, no existía en tiempos de la Guerra Civil, ya que fue establecido por Naciones Unidas en 1948, y entró en vigor en 1951. ¿No se acuerda de cuando estudió derecho? Porque cualquier universitario que tenga una asignatura de derecho sabe que nadie puede ser condenado por algo que no sea delito en el momento de realizar el hecho. Bueno, el encontrará otra fórmula, está acostumbrado a cambiar de parecer según la situación. Ahí está su inclusión como número 2 de González por Madrid con el PSOE y su posterior salida por no ser ministro.

Ah, y como también hay que recordar a Franco, pues quiere que la Abadía del Valle de los Caidos entregue la lista de los allí enterrados. Que manden a José Antonio en la lista, a ver si eso lo investiga. Ah, no, que a ese lo mataron los Amigos de la Libertad. Esto es lo que pasa cuando se intenta remover a los muertos. Que en vez de ayudar a cerrar heridas, se vuelve a poner a unos españoles en contra de otros. A la mierda la Transición. Y la Reconciliación Nacional.

Hasta las propias asociaciones por la memoria han dudado que esto vaya a llegar a ningún sitio. Pero Garzón ya ha tenido otra vez sus minutos de gloria en los medios de comunicación. Acababa de llegar de visitar fosas comunes en Colombia, pero eso no lo ha hecho nunca en España. Se habría llevado los cámaras y los fotografos.

Las familias tienen derecho a saber donde estar los restos de sus muertos. Eso no se puede poner en duda. Pero para ello no hace falta mucho, se viene haciendo desde hace años. Excavando las fosas comunes e investigando como se debe hacer. Pero excavemos todas las que se pidan. Recordemos que hace unos meses se habló de una fosa que podría tener los restos de un dirigente del POUM, asesinado por sus "compañeros" de la izquierda, sin objecciones del Gobierno Republicano.

Pero claro, de esto tampoco se puede hablar. Pues si Garzón sigue en sus trece, yo creo que sí hay listas de muertos en las Iglesias para mandarselas y que investigue sobre los culpables. El año pasado vimos una, a los que la Iglesia Beatificó. Y asesinados desde el 34, que de eso también queremos saber la verdad. Pero hay muchos más. Beatificados y sin beatificar. Mandemos también la lista de monjas violadas y asesinadas. Y de paso la de Iglesias quemadas, destruidas y expoliadas. En ellas estaban esos archivos que quiere que vean los policias, pero gracias a que se convirtieron en papel quemado, sólo podría ver del año 40 para acá.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Las estrellas siempre relucen

rakel dijo...

También están la lluvia de estrellas,lágrimas de San Lorenzo,estrella polar,el triángulo austral,el pez volador,la cruz del sur,la corona austral....Esto sí que son estrellas y de las buenas.

ovejanegra dijo...

Cronografía vital del juez estrella, según ECD:

http://www.elconfidencialdigital.com/TeLoAclaro.aspx?IdObjeto=17652

alfonso dijo...

pobecillllllo, se quedo sin ser milissstro

Carlos Martínez dijo...

Antes de nada, saludos Pedro (que siempre está bien saludar)

Segundo, me alegro de que "le des caña" al juez que investió a los GAL y tal (para unas cosas bueno, y para otras cosas malo, en fin...). Aunque yo no sea partidario de dar caña a los jueces, sino de dejarles hacer su trabajo.

Me alegro, pese a las diferencias ideológicas, estemos de acuerdo en este punto. Y lo estamos, aunque te pueda sorprender. Al fin y al cabo, todos los familiares de muertos y desaparecidos en la Guerra Civil y la represión franquista (y digo, de nuevo TODOS, desde Andreu Nin, hasta Ramón Franco, el hermano ovejanegra [coincidencia buscada con tu nick, pero bueno] muerto en un extrañas circunstancias en un accidente aereo) tienen derecho a saber que fue de sus abuelos.

Y no es reabrir heridas, sino más bien, cerrarlas. Las heridas que aun quedan abiertas. No se va a destruir el Espíritu de la Transición (de igual modo, que no se destruyó el espíritu del reglamento del CJRM).

Un saludo, de nuevo, y enhorabueno por este buen blog.

ovejanegra dijo...

Hola Carlos.

Saludos a ti también. Tu blog también es bastante interesante.

Y claro que podemos estar de acuerdo en eso y en muchas otras cosas.

Sobre el Espíritu (del Reglamento) creo que ese quedó muerto y enterrado. Seguramente cayó por la borda en el movidito camino de La Manga a San Javier, y no solo por el oleaje que parecía de alta mar.

Un saludo y hasta pronto.